miércoles, 29 de enero de 2014

Las doce cosas que mi yo actual le diría a mi yo de novia (parte 2/2)



Siguiendo con el post que empecé algunos días (aquí la primera parte), estas son las doce cosas que, tras casi dos años de haberme casado y aún más tiempo de empezar a organizar mi boda, le diría a mi yo de aquellos momentos.


7. Nena, no te sientas cursi; estás en tu papel de novia.

Pues sí. Las bodas son románticas, y las bodas en casi todos los casos son cursis. Y no, no me digas que la tuya NO lo es porque vas con un ramo de flores silvestres en vez de uno de peonías o rosas blancas, porque tu vestido es liso de seda y no de encaje, o porque para celebrarlo habéis elegido un edificio industrial y decoración de papel en vez de la clásica iglesia. A ver, que por mucho que queramos inventar y hacer original en las bodas (cosa por la que abogo, por supuesto) al final no deja de ser una celebración romántica, en nombre del amor, donde nos vestimos de princesas (sea cual sea el concepto que cada una tiene de princesa), preparamos un buffet o un banquete y damos regalitos y golosinas.

Así que ¿que hay de malo en saberlo de antemano y... disfrutarlo? Personalmente, no me gusta que las personas de tu alrededor critiquen si quieres llevar una corona de flores o quieres adornar el sitio de celebración con lacitos y flores de color pastel. Si una quiere ser cursi, o blandita, o como se quiera llamar, este es el momento perfecto. Si una quiere enseñar con orgullo su anillo de prometida, o llorar cuando se haya probado el vestido de novia (su vestido), está en todo su derecho. Como dice Martina, en este post que me ha hecho mucha gracia, toda novia lleva una "Bridezilla" dentro... :-)

Yo particularmente, conecté con mi lado cursi y "ultra-femenino" en esa etapa de los preparativos. Y como se dice en mi pueblo, a mucha honra.


A selection of A's Faves of B's (2)
Holland Photo Arts. via

8. Nena, habla con tu novio. Él te pone las pilas y te quita pájaros de la cabeza.

Aaahhh... los hombres. Muchas veces nos quejamos porque ellos no se implican en la boda, o porque sus ideas nos parecen fuera de lugar, pero... querida novia, déjame decirte que en la mayoría de los casos ellos tienen razón. Es verdad. Los chicos nos hacen relativizar las cosas. Los chicos tienen muy, muy buenas ideas (aunque al principio a una le parezcan extrañas). Los chicos están ahí para ayudarnos y apoyarnos si sabemos pedirles ayuda, ¡hay que involucrarlos en los preparativos!

Eso sí, pienso que a los novios no hay que sobrecargarlos con ciertos detalles. Para discutir sobre distintos tonos de blanco de las invitaciones (por decir algo), puedes llamar a tu hermana o alguna amiga, a las mujeres nos encantan los detalles, y definitivamente tenemos un sentido especial para los colores y las formas (prueba a decirle a un hombre que diferencia entre verde hierba y mint, a ver qué te dice). Pero para todo lo demás... habla y confía en tu novio. Seguramente te sorprenda lo fácil, realista y simple que ve él lo que para ti es un dolor de cabeza y súper complicado.


9. Nena, menos pensar y más actuar. Que el tiempo pasa. (la importancia de ser precavido)

Cuando se organiza una fiesta con tanta envergadura como es una boda, creo que el ser precavido es una de las virtudes más importantes. Hablando en primera persona, a veces pasamos más tiempo buscando "inspiración" por Internet que decidiendo cosas reales. Eso está muy bien cuando quedan ocho meses, por ejemplo, pero conforme los días van pasando, las inspiraciones deben materializarse en algo real.

Ser precavida vale por dos, y no entiendo por qué hay que esperar al mes anterior a dar las invitaciones si pueden enviarse tres meses antes. O a hacerte las pruebas del peinado. O comprar las alianzas en el último momento si las podemos tener unos meses antes guardaditas (yo lo que hice fue comprarlas con bastante anticipación y luego grabarlas unos días antes, por si por cualquier contratiempo teníamos que cambiar la fecha de boda). Esperar al último momento para hacer todo es tener todas las papeletas para agobiarte y chafarte los días previos a la boda.

Yo recomendaría llevar una pequeña agenda o lista de cosas pendientes por hacer. No porque se nos vaya a olvidar nada (nada importante se va a olvidar en una boda) pero es que ¡verdaderamente es un placer ir tachando las tareas finalizadas! :-)


10. Nena, no pasa nada si surgen tensiones familiares.

Si las bodas convencionales tienen algo característico, es que al implicar a tanta familia, siempre suelen surgir tensiones familiares. Puede ser que tu madre te maree con sus mil y una ideas de bodas que a ti no te sirven. Que tu suegra te diga que ella quiere encargarse de los regalitos (porque tradicionalmente "los da la madrina"). Que algunos de tus invitados ese día lleguen tarde a la iglesia. Que tu hermano se emborrache ese día hasta límites insospechados, y dé la nota. Que tus tíos exigentes se pasen la comida quejándose de que hace frío, o de que la comida no está buena, o mil y una cosas más. Que la gente te atosigue pidiéndote cosas. En fin, no todas estas cosas pasan en la misma boda (dios mío, menudo infierno) pero de forma aislada, estas pequeñas desavenencias con familiares o amigos suceden casi siempre.

Pues... en fin, esto es la vida misma. En la vida misma no todos estamos deacuerdo en todo. Surgen las discusiones. Realmente ese día no se debería molestar a los novios por nada del mundo (mucho menos para quejarse de cosas de SU boda, que ellos han planeado con toda la ilusión del mundo), pero hay gente que no lo entiende así y que no puede evitar comentar lo que le parece bien y lo que le parece mal. ¿Algo que hacer...? Sólo se me ocurre tomárselo con humor, reírse de ello, refugiarse en los brazos de nuestro maridito o... dejar a los "incordiadores" e ir a la pista a bailar con nuestros amigos como si no hubiera un mañana.

A selection of A's Faves of B's (14)
via


11. Nena, no pasa nada si no es el día más feliz de tu vida.

Bueno esta es mi frase preferida. ¿Cuántas veces has leído en revistas y blogs, en la televisión y en las conversaciones en la peluquería, que el día de la boda es el día más feliz en la vida de una mujer? Y si no lo es... bufff... un pequeño trauma para toda la vida, ¿¿nooo??

La verdad es que esperar de antemano que un día va a ser el más feliz crea unas expectativas que son muy, muy difíciles de superar. Y por tanto, crea también la angustia de qué pasará si NO es el día más feliz. Además, y como ya expliqué más detalladamente en este post, me parece un tanto perverso que en torno a los treinta años (cuando una mujer suele casarse en España) tenga lugar el día más dichoso de nuestras vidas ¿y para el resto del tiempo qué, qué dejamos? ¿la nostalgia de que lo mejor ya pasó?

Querida novia, el día de tu boda puede ser especial, divertido, diferente, emotivo, bonito y ya estará suficientemente bien con esto. También puede ser raro, decepcionante, triste, anodino o un completo desastre. En este segundo caso, quizás te cueste un poco superarlo. Pero al final es un día más, que se pasa, y que debería ser solamente la antesala de una vida que va a brindar muchos más momentos felices y especiales, ¿no creéis?


12. Nena, no pasa nada si la luna de miel no es tu viaje soñado.

Y bueno, el segundo topicazo de las bodas (después de que tiene que ser el día más feliz) es que el viaje de novios tiene que ser EL viaje. Sí, ese viaje que tienes que hacer a lo grande porque "nunca más vas a hacer un viaje igual".

A ver, hasta cierto punto estoy deacuerdo en que es un viaje bastante especial y que se pilla con muchas ganas por varias razones: tienes quince días de vacaciones por ley que puedes aprovechar, quieres descansar tras el estrés de la boda, pilla en un momento bastante romántico... Pero hay veces en que por circunstancias varias, no puede hacerse un GRAN viaje justo después del día B. De hecho, cuando estuve en Barcelona y conocí cara a cara a mi querida amiga M., las dos comentábamos entre risas que nuestro viaje de luna de miel estuvo bien, pero no fue el más especial de nuestra vida. Que habían existido viajes mejores. Y que aún teníamos pendiente hacer un viaje soñado, en el que ambas coincidíamos: ¡un crucero!

Personalmente, a mí me parece más ilusionante seguir esperando el viaje soñado, siempre. Por mi parte, quiero cumplir mi sueño del crucero este año, si no para mi segundo aniversario, para unos mesecillos después. Ya os contaré en qué queda la cosa.
I will go on a cruise one of these days....lol....just got to get my courage up!
Y hasta aquí los doce consejos para las novias que estén organizando su boda y las que algún día piensan casarse. Lo que a mí me hubiera gustado oír en ese momento, pero que puede que a otras personas no les "cale" del mismo modo.

Por poner un punto final a toda esta lista... Siempre diría que casarme fue la mejor cosa que hice en 2012. A pesar de las dudas (casarnos ¿para qué? ¿estamos 100% seguros? ¿y si nos va mal?), a pesar de los dolores de cabeza, a pesar de que el día de la boda no fue realmente como había previsto (con el tiempo me he reconciliado con este tema) y que la primera temporada de casados-viviendo juntos también fue un poco rara, a pesar de todo eso, ese día de abril fue el más especial y el más importante del año, y casi de mi vida. Marcó el fin de una etapa, el comienzo de otra, y muchas cosas buenas se han derivado de ahí.

Así que si algo más tengo que decir para cerrar este post sería... nena... cierra los ojos, sonríe, confía en el destino, mira a los ojos y con sinceridad a tu pareja, siente lo que os une y... cásate.

Y empezad de la mano esta nueva etapa juntos.

holding_hands
via

6 comentarios:

  1. Ay chica!! Pero qué bien escribes, de verdad!

    Me encantan todos y cada uno de los 12 consejos que nos has dado. Qué razón tienes, me he sentido súper identificada en muchas de tus descripciones y prometo intentar seguir tus consejos. Palabrita!

    Muchas gracias de nuevo por enlazarme y ¡que Bridezilla nos pille prevenida!

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  2. Ole ole y ole...no lo has podido expresar mejor...yo me he casado hace un mes y pienso lo mismo que tú...coincido con tu forma de pensar en todos y cada uno de ellos...y los he tratado de aplicar en mi etapa de novia, unos con más fortuna que otros pero realmente me ha calado tu post

    ResponderEliminar
  3. Gracias por este gran artículo, me ha encantado.

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola!

    Acabo de descubrir tu blog y me está encantando :-)

    De lo que llevo leído destaco este artículo, muy útil.

    Un saludo,
    Nuria

    ResponderEliminar

¡Gracias por tu comentario!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...